domingo, 14 de agosto de 2011

El nunca más nunca se cumple y el para siempre, siempre termina.




Ahora parece que no pasa ni el tiempo, ahora que todo parece fallar, y es que no soy la misma desde que tú no estás con migo. Es mejor que ni nos veamos. No me llames si me hechas de menos, aunque dudo mucho que te venga mi imagen a tu cabeza. Esto es difícil, no necesito escuchar tu voz, ni ver como me miras o como me sonríes. Solía ir perdida, echándote de menos, pero ya no puedo más. Estoy cansada de pensarte, de preocuparme por ti, de quererte hasta la saciedad, de luchar por ti y darlo todo. Tenia una foto nuestra, pero tu foto se fue, no podía quedarmela para ver tu puta sonrisa todos los días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario